Manejo de Mano de Obra Responsable de la Alimentación de las Vacas Lecheras Lactantes

Dairy May 16, 2016 Print Friendly and PDF

In English: Managing Labor Responsible for Feeding the Lactating Dairy Herd

La contratación, la capacitación y el manejo de la mano de obra responsable de la alimentación de las vacas lecheras lactantes pueden tener una influencia importante en la entrega de programas nutricionales eficaces y rentables que pueden impactar el rendimiento y rentabilidad general de una lechería. El objetivo final es proveer una cantidad y composición de comida consistente en un horario oportuno y consistente para satisfacer las necesidades nutricionales de cada grupo de vacas y utilizar los recursos forrajeros que se encuentran en la finca. Muchos encargados de lecherías consideran el trabajo del alimentador como uno de los más importantes para la estabilidad financiera y el rendimiento de la lechería, y uno que requiere un conjunto único de habilidades y atención a los detalles. Este artículo revé algunos de los entrenamientos necesarios y únicos para nuevos empleados y el monitoreo rutinario del rendimiento de los alimentadores para asegurar la entrega precisa y consistente de la alimentación a las vacas lecheras lactantes.

Si usted está interesado en la producción de leche especializada u orgánica, lea este enlace.

Compartir una descripción escrita del trabajo

Cuando una granja lechera contrata a nuevos empleados, debe proveer una descripción escrita del trabajo describiendo los deberes de la posición y cualquier habilidad especial necesaria, como la habilidad de operar maquinaria agrícola en forma segura. Este documento debe ser compartido y revisado durante el proceso de entrevista. Para los empleados potenciales cuya lengua materna no sea inglés, las descripciones escritas del trabajo deberían proveerse en la lengua apropiada. Estas discusiones pueden ayudar al encargado de la lechería a determinar no solo si el potencial empleado es una buena opción para la posición y su establo sino también las áreas donde se puede necesitar entrenamiento adicional para seguir los procedimientos únicos al programa de alimentación del establecimiento.

Una vez contratados, los empleados que alimentan al hato lechero y los encargados deben revisar estos documentos al menos anualmente para asegurarse que reflejan la posición actual y expectativas de ambos el encargado y los alimentadores. Después de esta reunión, cualquier modificación debe hacerse y una copia impresa debe ser provista a los empleados.

Entrenando los empleados

A los nuevos empleados se les debe demostrar la forma correcta de completar las tareas asociadas con la alimentación. Este entrenamiento debe incluir tanto los métodos apropiados para hacer una tarea como explicaciones prácticas y simples de por qué es necesario seguir el protocolo. Por ejemplo, se les debe mostrar a los empleados cómo remover ensilado de un silo de arriba hacia abajo en vez de hacerlo en el medio o la parte inferior de la cara utilizando un raspador de superficie de silo o la cuchara de la cargadora frontal. Los empleados deben entender que remover el ensilado de arriba hacia abajo en vez de hacerlo de otra forma disminuye el nivel de calentamiento del ensilado, mejora la ingesta de la comida que se alimenta y en última instancia afecta positivamente la producción lechera y las ganancias de la lechería. Explicar por qué el procedimiento necesita hacerse de cierta manera puede evitar que los empleados modifiquen los procedimientos resultando en rendimientos que no sean óptimos.

Los procedimientos de seguridad para operar equipos también deben ser incluidos en el entrenamiento o al revisar los procedimientos de alimentación.

A los nuevos empleados se les debe proveer procedimientos escritos (comúnmente llamados SOP por sus siglas en Inglés o procedimientos operativos estándar) sobre cómo completar todas las tareas relacionadas con la alimentación y así ellos podrán tenerlos como referencia cuando deban completar una tarea por sí mismos. Estos procedimientos deben ser revisados y actualizados cuando se hacen cambios en cómo una tarea es realizada en la granja.

Aparte de entrenar a nuevos empleados, tener protocolos escritos actualizados puede ayudar a mantener la consistencia entre empleados y ayudar a que los alimentadores de relevo completen las tareas correctamente.

En principio, los encargados deben proveer protocolos escritos describiendo los pasos de la alimentación como se aplican a sus operaciones:

  • En lo que debe hacer el alimentador previo a cada alimentación(y cargar el mezclador de la Ración Total Mezclada o TMR por sus siglas en inglés):
    • Determinar la cantidad de alimento no consumido por cada grupo de vacas y ajustar la cantidad alimentada, si es necesario, para reflejar cambios en el número de vacas e ingesta por vaca.
    • Reportar cualquier cambio mayor en el consumo de alimento al encargado y/o nutricionista.
    • Diariamente limpiar los comederos de alimento no consumido.
    • Chequear los bebederos en cada corral para asegurarse de que están operando correctamente. Al menos semanalmente, vaciar los bebederos, frotarlos con un cepillo y una solución débil de cloro (1 taza de cloro domestico común, lavandina, por 5 galones de agua) y volcar la solución de limpieza y reemplazarla con agua limpia y fresca.
    • Comunicar a los encargados o la persona que compra los alimentos cuando hay que reordenar reservas de alimentos (a menos que el programa de alimentación tenga esas capacidades).
  • En cargar el mezclador de TMR, incluyendo:
    • el orden correcto y ubicación dentro del mezclador para la carga de cada alimento.
    • la posición del mezclador cuando se cargan los ingredientes secos para minimizar las pérdidas debido al viento.
    • las técnicas apropiadas de manejo del ensilado a utilizarse en:
      • Silos: Una porción pequeña de plástico debe ser removida de la parte superior, y la porción superior del silo que esté deteriorada debe ser quitada y desechada. El ensilado que se necesite debe ser removido con la cuchara de la cargadora o el raspador de superficie de silo desde la parte superior hacia abajo, dejando una cantidad muy pequeña de ensilado sin usar en el frente del silo.
      • Bolsas: Una porción pequeña de plástico debe ser removida y descartada en el receptáculo apropiado y el alimento debe ser removido cuidadosamente para no perturbar mucho a la cara del ensilado.
    • La cantidad de cada alimento que debe cargarse por grupo. Incluya instrucciones sobre cómo aumentar o disminuir cada alimento basado en la ingesta anterior y en cambios en el contenido de materia seca de los ingredientes húmedos.
      • Si los ingredientes son premezclados antes de agregarlos al TMR, provea procedimientos y cantidades de cada ingrediente necesario para hacer las mezclas preliminares.
    • Revoluciones por minuto (RPM) y cuánto tiempo la toma de fuerza (PTO por sus siglas en inglés) del mezclador necesita trabajar para mezclar la comida.
    • Observación de la comida que se está mezclando para detectar áreas muertas dentro del mezclador donde la comida no se está mezclando apropiadamente.

uneven silo face

Figura 1. Este es un ejemplo del uso de la cuchara de la cargadora frontal para remover la comida del medio de la cara del silo en vez de hacerlo de arriba hacia abajo, una práctica que se debe evitar.

  • En la alimentación de cada grupo de vacas:
    • La cantidad apropiada de comida para entregar a cada grupo de vacas en una forma oportuna.
    • Asegurarse de que la comida está disponible para las vacas cuando regresan de la sala de ordeño.
    • Garantizar que cantidades iguales de alimentos son entregadas a lo largo de todo el comedero.
    • Las RPM necesarias del tractor durante la entrega de la comida.
    • Ver que la comida entregada esta uniformemente mezclada y que no contiene grumos de alimentos sin mezclar (ej. Alfalfa sin procesar o henolaje).

Holstein cows

Figura 2. Esta foto muestra una distribución desigual de comida. Las vacas al final del comedero tienen mucha más comida que las vacas que están cerca de la cámara.

  • En la recolección de muestras necesarias para el nutricionista:
    • Mirar que los ingredientes húmedos (ej., silos o subproductos húmedos) son muestreados según los procedimientos sugeridos por el nutricionista, que el contenido de materia seca es determinado y que son hechos los ajustes al programa de computación de alimentación o las cantidades agregadas al mezclador están basadas en resultados de materia seca.
    • Tomar muestras de los ingredientes de comida según los procedimientos establecidos por el nutricionista.
  • En las rutinas de mantenimiento de los equipos de alimentación:
    • Si el alimentador no es responsable por el mantenimiento, establecer un protocolo de cómo reportar posibles problemas.
    • Establecer un protocolo en qué hacer si el equipo no está operacional al momento de la alimentación.

Proporcionar educación continua

Entrenar y proveer información educativa para los alimentadores, así como para todos los empleados de la granja, debe ser un proceso continuo. Proveer oportunidades educacionales continuas ya sea en la granja, basadas localmente, o a través de la Internet puede ayudar a los empleados a entender por qué deben completar varias prácticas como se les indica. Con un mejor entendimiento de cada tarea y los conceptos científicos asociados, las operaciones lecheras pueden ver rendimientos mejorados y pueden ser capaces de incorporar mejores formas de manejar y completar las tareas de alimentación.

Comunicación entre alimentadores, encargados y nutricionistas

Uno de los mayores desafíos y oportunidades de mejora es mejorar la comunicación entre los alimentadores, el equipo de encargados, nutricionistas y otros empleados de la granja. Es importante realizar reuniones de rutina (semanales, quincenales o mensuales, dependiendo de la operación de la granja) para:

  • Discutir el programa de alimentación
  • Revisar los reportes de alimentación del programa de computación.
  • Discutir las oportunidades para cambiar y los progresos positivos hacia los objetivos del programa de alimentación de la granja.

Discutir cambios y avances como grupo les da a los empleados un mejor entendimiento de por qué los cambios son necesarios. Estas reuniones pueden aportar los datos necesarios para ayudar a los encargados y nutricionistas en el proceso de decisión y pueden hacer que los empleados sientan que son una parte en el proceso de decisión. Estas reuniones también son un excelente foro para que los empleados ofrezcan sugerencias para cambios necesarios y ayuden a identificar mejoras necesarias en los equipos o instalaciones para mejorar el programa de alimentación en el futuro.

Conclusiones

Manejar la mano de obra responsable de la implementación diaria del programa de alimentación para las vacas lecheras impacta directamente la producción y rentabilidad de una operación lechera. Revisar y actualizar rutinariamente las descripciones de los puestos y los procedimientos operativos estándar relacionados con la alimentación, realizar reuniones para revisar el rendimiento de las vacas lecheras, de los empleados y la futura dirección y alentar y facilitar oportunidades de educación continua constituyen la base para manejar la fuerza laboral responsable de alimentar a las vacas lecheras en la granja. Al proveer una dirección clara de expectativas y un foro para que sus sugerencias y preocupaciones sean escuchadas, los empleados entienden cómo ellos están contribuyendo al éxito de la lechería y que ellos tienen una participación en su futuro.

Autor

Donna Amaral-Phillips
University of Kentucky

Connect with us

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

Welcome

This is where you can find research-based information from America's land-grant universities enabled by eXtension.org

LOCATE

USDA / NIFA

This work is supported by the USDA National Institute of Food and Agriculture, New Technologies for Ag Extension project.