Manejo del Ensilado durante el Proceso de Alimentación

Dairy January 15, 2016 Print Friendly and PDF

Las buenas prácticas de manejo del ensilado durante el proceso de alimentación nos ayudan a minimizar el deterioro que sufre el forraje cuando es expuesto al aire.  En presencia de oxígeno, las levaduras del forraje ensilado comienzan a proliferar y usan el ácido láctico como sustrato energético produciendo dióxido de carbono, agua y calor.  La desaparición de ácido láctico conlleva a un aumento del pH lo que favorece que otros microorganismos perjudiciales (mohos y bacterias) empiecen a crecer resultando en pérdidas de materia (hasta del 10%), mermas en la calidad nutritiva y disminución de la palatabilidad.

Si usted está interesado en la producción de leche especializada u orgánica, lea este enlace.

Hay varios factores que favorecen el deterioro aeróbico durante el proceso de alimentación:

  1. Compactación insuficiente del forraje ensilado (tiempo de empacado insuficiente, forraje con alta materia seca, longitud de corte demasiado larga, forraje maduro con tallos huecos que guardan aire).
  2. Cultivos con alta concentración de azúcares y almidones (por ej. ensilado de maíz) que sirven como sustrato energético a las levaduras.
  3. Temperaturas ambientales elevadas que favorecen el crecimiento de levaduras y otros organismos perjudiciales.
  4.  Forrajes ensilados con bajo contenido en ácidos orgánicos tales como el acético, el butírico o el propiónico que pueden inhibir el crecimiento de levaduras.                  

A continuación describimos varias prácticas de manejo que le ayudarán a minimizar el deterioro aeróbico del forraje ensilado durante el proceso de alimentación.

Profundidad de corte de la cara del ensilado.

La profundidad de avance en la cara del ensilado tiene importantes implicaciones en las mermas de cantidad y calidad del forraje ensilado.  Ruppel et al (1995) reportaron pérdidas de materia seca de hasta el 16% cuando la profundidad de avance diaria fue inferior a 12 cm y de tan solo del 5 al 7% cuando la profundidad de avance diaria superó los 12 cm.  A nivel de campo la regla básica recomienda retirar un espesor mínimo de forraje de entre 5 a 10 cm en silos torre, de 10 a 15 cm en silos trinchera y de 30 cm en silos bolsa.  Estas recomendaciones están basadas en observaciones de campo y reflejan la profundidad de avance mínima para evitar el calentamiento durante la extracción y alimentación del forraje.  Sin embargo, estas recomendaciones no tienen en consideración las pérdidas que ocurren durante la respiración microbiana sin que se caliente el forraje.

En ensilados bien compactados se ha detectado oxígeno (>10 ml/l) a 1 m de profundidad de la cara sin que haya calentamiento (Muck y Huhnke, 1995).  Así, siguiendo la regla general de campo (avance de 10 a 15 cm), el forraje que se alimenta habrá estado expuesto al oxígeno por 7 días.  De modo que aunque no observemos calentamiento, es más recomendable tener una profundidad de avance por encima de la antigua regla general.  Por ejemplo, para silos trinchera es recomendable avanzar 30 cm en profundidad en el invierno  y 45 cm en el verano.     

Para poder mantener una profundidad de avance adecuada, es muy importante dimensionar la estructura del ensilado de acuerdo a las necesidades del rebaño.  Sin embargo, es frecuente observar estructuras de ensilado sobredimensionadas.  En estos casos, se recomienda dividir la cara en secciones para poder avanzar la profundidad recomendada.  Es importante tener en cuenta que esto aumenta la variación en la composición nutricional del forraje alimentado día a día ya que los nutrientes del ensilado varían a lo largo de la cara (Stone, 2003). 

Mantener una cara lisa

La cara del ensilado debe manejarse de modo que quede lisa, sin grietas y perpendicular al suelo.  De este modo reducimos la superficie expuesta al oxígeno y la lluvia, como así también minimizamos el riesgo de avalanchas.  A continuación mostramos varios ejemplos de como se realiza la extracción del ensilado:

 

Figura 1: En esta granja el manejo de la cara del ensilado no es adecuado.  El operador levanta el ensilado de abajo hacia arriba y esto genera grietas en la masa del ensilado que favorecen  la penetración del aire.  Si se extrae el forraje con movimientos de pala vertical, se debe de hacer siempre de arriba hacia abajo ya que así se presiona el forraje y se limita la entrada de aire.  Si la estructura de ensilado es de más de 15 -20 pies es difícil que la pala alcance para extraer el forraje.

silage face, silage being removed

 

Figura 2: En esta granja la cara del silo es lisa y esta perpendicular al suelo.  El operador maneja cuidadosamente la pala para extraer el ensilado horizontalmente a lo largo de la cara. 

silage face, silage being removed

 

Figura 3: En esta granja usan una fresadora para extraer el forraje.  Al usar extractores de ensilado se puede reducir la cara expuesta hasta en un 9% para el ensilado de maíz y en un 26% para el ensilado de alfalfa (Muck y Huhnke, 1995).  Esto podría traducirse en una reducción de hasta el 3% de pérdidas de materia seca comparado con la extracción con pala.

silage face and silage defacer

Cubierta del ensilado

Es aconsejable retirar la cubierta de plástico solamente para la cantidad de ensilado que se necesitará en los tres próximos días.  De este modo minimizamos las pérdidas en la superficie del ensilado debidas a una exposición prolongada al oxígeno y a los elementos climáticos (sol y lluvia).  El plástico del frente de la cara debería estar sellado con arena, bolsas de grava u otros materiales que prevengan la entrada de aire (Figura 4).

El forraje estropeado y enmohecido de la parte superior y de los lados debe ser desechado ya que disminuye la ingesta, la digestibilidad y destroza el entramado fibroso del rumen (Withlock et al., 2000).  La retirada del forraje estropeado debe hacerse con cuidado para evitar accidentes laborales (Figura 5).  Los operarios deben evitar caminar próximos al borde superior de los ensilados, especialmente cuando hay salientes que pueden colapsarse fácilmente. 

Considere la implementación de buenas prácticas de manejo al cubrir el ensilado para minimizar /eliminar el forraje estropeado de la superficie:

  • Compacte bien las últimas capas de la superficie del ensilado.
  • Cubra el ensilado lo antes posible al acabar de llenar la estructura.
  • No escatime en la calidad del plástico, use uno con un grosor mínimo de 5mm.
  • Considere añadir láminas impermeables al oxígeno por debajo del plástico tradicional o usar doble cubierta de plástico.
  • Sobreponga las láminas de plástico al menos 0,9 -1,2 m.
  • Coloque pesos encima del plástico para asegurar su contacto con el forraje. Si usa neumáticos cortados posiciónelos de modo que se toquen.  Coloque un mayor peso en el lugar donde las láminas de plástico se sobreponen.
  • Revise la cubierta del ensilado y repare el plástico roto.

Tiempo de espera en el área de alimentación

El ensilado debe ser extraído justo antes de empezar a preparar la ración.  Una vez extraído debe apilarse para minimizar la exposición al oxígeno y al sol. También es importante que sea incorporado en la ración lo más pronto posible (Figura 6).  Para poder conseguir esto, muchos rebaños extraen el ensilado varias veces al día.  Es muy importante que el operario calcule bien lo que necesita extraer para que al final del día no haya forraje sobrante al pie del silo.  Si tenemos ensilaje suelto que sobró del día anterior debemos incorporarlo en la ración de los grupos de baja producción, secas o novillas.

Otras prácticas que se deben evitar son:

  • Retirar el ensilado al final del día para poder adelantar el trabajo al día siguiente.  Los operarios pueden ahorrar algo de tiempo pero no es recomendable ya que la calidad del ensilado se deteriorará mucho. 
  • Traer camiones de forraje ensilado de otro rebaño para alimentar a lo largo de la semana.  Este ensilado normalmente se deposita en el área de alimentación sin cubrirse o compactarse y es muy susceptible a sufrir calentamiento especialmente en verano.

Incorporación del ensilaje en la ración total mezclada

La estabilidad aeróbica de la ración en el comedero es un problema en muchas lecherías, sobre todo en aquellas que usan ensilado de maíz durante la estación cálida.  Hay varias estrategias para minimizar este problema:

  • Extraiga sólo el forraje que vaya a usar y si el tamaño del rebaño lo permite, hágalo varias veces al día
  • Alimente la ración durante las horas frescas del día
  • Preparare comida fresca con ensilado recién extraído al menos dos veces por día
  • Distribuya la ración en comederos limpios y cubiertos con sombra  
  • Arrime la comida frecuentemente para estimular el consumo

Resumen

Para minimizar el deterioro aeróbico del forraje ensilado durante el proceso de alimentación es muy importante:

  1. Dimensionar correctamente los ensilados para poder avanzar diariamente a la profundidad  mínima recomendada.
  2. Extraer el forraje de manera cuidadosa para reducir la superficie expuesta al oxígeno y minimizar la penetración de aire en la masa de forraje.
  3. Retirar la cubierta de plástico según sea necesario, de dos a tres veces por semana.
  4. Extraer el forraje según vaya siendo necesario para incorporarlo a la ración lo más fresco posible.
  5. Estimular el consumo, especialmente durante los meses calurosos, para evitar que la ración se estropee en el comedero.

Referencias

Muck, R.E., R.L. Huhnke. 1995. Oxygen infiltration from horizontal silo unloading practices. Transactions of the American Society of Agricultural Engineers, 38(1):23–31

Ruppel, K.A., R.E. Pitt, L.E. Chase, and D.M. Galton. 1995. Bunker silage management and its relationship to forage preservation on dairy farms. J. Dairy Sci. 78:141-153

Stone, W.C., L.E. Chase, and T.L. Batchelder. 2003. Corn silage and haylage variability within bunker silos. J. Dairy Sci. 86 (Suppl. 1):168. (Abstr.)

Withlock, L.A., T. Wistuba, M.K. Siefers, R. Pope, B.E. Brent, and K.K. Bolsen. 2000. Effect of level of surface-spoiled silage on the nutritive value of corn silage based rations. Kansas Agric. Exp. Sta. Rpt. of Prog. 850:22-24.

Información del Autor

Noelia Silva-del-Río
CE Dairy Specialist, VMTRC, Tulare, CA

Connect with us

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

Welcome

This is where you can find research-based information from America's land-grant universities enabled by eXtension.org

LOCATE

USDA / NIFA

This work is supported by the USDA National Institute of Food and Agriculture, New Technologies for Ag Extension project.