Diseño del Viñedo (Vineyard Design)

Grapes November 28, 2011 Print Friendly and PDF

Eric Stafne, Universidad Estatal de Misisipi

El primer paso para plantar un viñedo es remover toda la vegetación especialmente las grandes especies. Fotografía tomada por Patty Skinkis, Universidad Estatal de Oregón.

Antes de iniciar el proceso de plantación del viñedo, es necesario preparar el sitio en donde se va a establecer. La preparación del sitio incluye, la eliminación de la vegetación existente, el decidir la orientación de las hileras, y el decidir la separación entre plantas y entre hileras.

Preparación del Sitio

La preparación del sitio debe iniciar a finales del verano o a principios del otoño del año anterior al año en el que se pretende realizar la plantación del viñedo. Lo primero que debe hacerse es eliminar las malezas perennes existentes (por ejemplo Zacate Johnson, Pasto Bermuda, etc.) con herbicidas post-emergentes como el Glifosfato {N-(fosfonometil) glicina} (herbicida sistémico de amplio espectro). Algunos sitios son adecuados para que se establezca algún tipo de vegetación nativa entre las hileras, mientras que otros sitios pueden requerir que se siembren pastos anuales durante invierno cada año.

Antes de iniciar la plantación del viñedo, todas las aéreas seleccionadas para establecer el viñedo necesitan estar libres de raíces de árboles y arbustos. Para lograrlo, es recomendable que durante el otoño, el terreno se trabaje con un arado de profundo de cinceles. Esta práctica tiene como objetivo remover todas las raíces y romper las capas endurecidas o capas de arcilla. (Nota: No todos los tipos de suelos podrían beneficiarse con un arado cinceles profundo. Suelos con altos contenidos de arcilla podrían simplemente resellarse, eliminando o reduciendo significativamente los beneficios de un arado profundo). Siga arando su terreno con el arado de cincel y con el arado de discos.

Durante el verano anterior al establecimiento del viñedo, el sitio ideal debe estar libre de vegetación (árboles, arbustos y malezas), y cubierto con un cultivo de cobertura, como el Pasto Sudán. El cultivo de cobertura puede cosecharse durante el verano y sembrar otra gramínea durante el otoño. Este también es el tiempo ideal para tomar algunas muestras del suelo y analizar los niveles de nutrientes y la química del suelo. También es una oportunidad de examinar visualmente el perfil del suelo, lo que ayudará al productor, a entender mejor sus características. El productor debe muestrear el suelo durante el otoño, cuando las temperaturas del suelo sean de al menos 50ºF. Las muestras del suelo que se obtienen deben enviarse a un laboratorio certificado para que preparen un reporte completo de la química del suelo. Esta información, le ayudará al productor a ajustar los niveles de los nutrientes requeridos por la planta, permitiendo que se hagan los ajustes necesarios antes de que el viñedo se establezca. Examinar el perfil del suelo también podría ayudarle al productor a entender las características físicas del suelo en la zona radicular (rizófora). Los aspectos que pueden abordarse con la información recopilada en este análisis del perfil del suelo son: el drenaje del suelo, la irrigación de las plantas y la pre-labranza profunda.

En las regiones con bajos niveles de pH, hay que muestrear el suelo uno o dos años antes del establecimiento del viñedo, ya sea antes o inmediatamente después de haber limpiado el sitio. Si los suelos necesitan encalarse, la cal debe ser incorporada al suelo antes del establecimiento del cultivo de cobertura. El encalado debe hacerse a una profundidad de 2 a 3 pies, en el volumen de cal recomendado. Esto es necesario para que la cal neutralice adecuadamente los ácidos en el suelo. Otros muestreos más detallados del suelo deben tomarse antes del establecimiento del viñedo para hacer los ajustes necesarios en referencia al pH y la fertilidad de los suelos. Esta será la última oportunidad, durante la vida del viñedo que tendrá el productor de incorporar cal a las zonas donde crecerán las raíces.

Si los muestreos del suelo determinan que el sitio seleccionado contiene altos contenidos de nitrógeno residual de cultivos anteriores, como por ejemplo después de que se sembraron en el terreno papas, que tradicionalmente se cultivan con un máximo 400 libras de Nitrógeno/acre/año, es recomendable sembrar trigo u otras gramíneas (pastos) como cultivos de cobertura, cuando estos cultivos hayan tomado Nitrógeno del suelo, habrá que cosecharlos y removerlos del sitio. Los suelos deberán ser analizados nuevamente para residuos de N y si es necesario habrá que repetir la siembra de trigo u otros pastos. El exceso de nitrógeno en el suelo producirá plantas de vid exageradamente vigorosas que son más difíciles de manejar y que podrían ser más susceptibles a lesiones y enfermedades durante el invierno. Por lo tanto, dedicar algún tiempo para preparar el suelo del viñedo podría ahorrarle tiempo y dinero a largo plazo.

Calendario de Preparación del Sitio (fechas importantes)

Durante el otoño previo a la plantación:

  • Elimine las malezas perennes con herbicidas post-emergentes.
  • Remueva las raíces de los árboles y arbustos.
  • Are profundamente el suelo con un arado de cincel y con un arado de discos.
  • Analice el suelo.

Durante el verano previo a la plantación (si la preparación del sitio es hecha con suficiente tiempo):

  • Plante sus cultivos de cobertura de verano.

Durante el otoño del año de la plantación (después de haber preparado el sitio):

  • Plante cultivos de cobertura de otoño.

Orientación de las Hileras

Hileras de más de 500 pies de longitud son difíciles de manejar, las hileras más cortas aseguran una buena presión del riego por goteo haciéndolo uniforme, así como también ayudan a conservar la integridad del enrejado. Las hileras largas pueden requerir algunos apoyos de estructura en la mitad de la hilera para reforzar los enrejados.

La longitud de las hileras utilizadas más comúnmente están entre 200 y 300 pies, pero esto depende generalmente del sitio. Algunos cortes en las hileras de los viñedos pueden contribuir a mejorar la eficiencia de la operación de los viñedos particularmente en aquellos en donde las labores de aspersión de fertilizantes u otros productos químicos o las labores de cultivo se realizan de una manera mecanizada. El valor al establecer estas estructuras debe ser sopesado contra la maximización del número de plantas de vid y el espacio productivo total del viñedo.

La orientación de las hileras es menos crítica que el espaciamiento entre hileras. En sitios que se encuentran al mismo nivel, las hileras se orientan con el objetivo de maximizar el largo de la hilera y minimizar el número (y el costo) de los postes al final de las hileras. Sin embargo, la mayoría de los sitios no están al mismo nivel o no tienen la misma pendiente. En sitios con pendientes elevadas, las hileras no deben rodear las lomas, ya que los enrejados serán estructuralmente débiles. Las áreas bajas deberán ser usadas como áreas de pasillo en lugar de ser usadas para plantar vides.

La intercepción o penetración de los rayos solares por los doseles (canopies) debe ser maximizada. Algunos estudios han señalado que cuando se orientan las hileras Norte-Sur reciben más luz solar y tienen un mejor movimiento del aire entre las plantas, produciendo rendimientos ligeramente superiores a que aquellos viñedos orientados de Esta a Oeste. Por lo tanto, si otros factores se mantienen constantes, oriente las hileras de Norte a Sur. La orientación de las hileras debe ser considerada junto con otros factores como las restricciones del sitio, topografía y potencial de erosión del suelo. En algunas regiones, los fuertes vientos del Sur y Suroeste determinan la orientación de las hileras. En muchos viñedos es muy importante orientar las hileras a través de la pendiente para minimizar la erosión del suelo.

Conservación del Suelo y Formación de la Tierra

Tenga cuidado en conservar la capa superior del suelo, particularmente en sitios donde se hacen labores de movilización del suelo ya sea para eliminar o compensar bordes en el terreno para que el sitio sea más adecuado para el cultivo de la uva. Los productores frecuentemente emparejan o nivelan los sitios tomando tierra de los puntos altos y moviéndola a los puntos bajos. Esto conduce a serios problemas en la variación de la profundidad del suelo en las partes altas y bajas de las pendientes. Si hay necesidad de realizar la actividad llamada formación de la tierra (terra-forming) remueva el suelo más superficial del viñedo y apílelo lejos del lugar en donde se está nivelando el terreno. Después de nivelar el subsuelo, regrese el suelo que retiro previamente al viñedo distribuyéndolos lo más parejo posible. Haga todo lo posible para reducir la variabilidad del sitio o al menos reduzca la variabilidad dentro de los bloques. Esto hará que el mantenimiento del sitio sea más fácil.

Espaciamiento Entre las Hileras

Muchas decisiones que se toman en el viñedo están relacionadas a la distancia entre las hileras. El productor necesita decidir qué distancia estarán las hileras de manera que pueda comprar el equipo adecuado para trabajar dentro de ese espacio. Si el productor ya cuenta con algún tipo de equipo y/o maquinaria en el viñedo, la decisión de la distancia entre las hileras deberá ser tomada considerando el tipo de equipo que ya tiene el productor. Junto con la decisión del ancho de la hilera, debe considerarse el alto del dosel (canopy). La relación entre la altura del dosel (canopy) y la distancia entre las hileras debe ser de 1:1 para evitar la sombra en el área de las frutas, particularmente en regiones frías. Por ejemplo, si la altura del dosel es de 6 pies, la distancia MINIMA entre las hileras debe ser de 6 pies.

Cuando se decide la distancia entre las hileras debe analizase el vigor de la planta y los factores que influencian este vigor, como son, el tipo de suelo, la variedad o porta injerto que se utilizará, y el manejo cultural del viñedo. Muchos factores, incluyendo la experiencia que se tiene en ese sitio específico, determinan la distancia adecuada entre las hileras, así como el mejor sistema de enrejado. Algunos viñedos considerandos como de ultra alta densidad (número de plantas por unidad de superficie) deben únicamente establecerse en sitios considerados de bajo vigor y con variedades de vid consideradas como de bajo vigor. Muchos sitios al Este de las Montañas Rocosas son considerados como de medio a alto vigor, particularmente los sitios donde las lluvias son frecuentes en la temporada de crecimiento.

La mayoría de los enrejados están construidos con postes de 8 pies enterrados 2 o 3 pies, lo que provee un enrejado de 5 a 6 pies de alto con una capacidad de sostener el dosel de aproximadamente 4 pies (para los sistemas VSP o similares). Por lo tanto, la distancia entre hileras no puede ser menor de 6 pies, ya que este espacio no puede ser menor que la altura del dosel, esto se hace para minimizar el sombreado entre las hileras de doseles adyacentes. Sin embargo, el tamaño convencional de los equipos para viñedos y el vigor de las plantas de vid frecuentemente limitan la distancia mínima de espaciamiento entre hileras a 8 pies, aunque en algunos casos es hasta de 13 pies. Considere el equipo disponible y su operación cuidadosamente antes de decidir la distancia que utilizará entre las hileras. Utilice una distancia entre hileras mayor (de 10 a 13 pies) en terrenos con pendientes pronunciadas o cuando vaya a implementar un sistema de división horizontal de los doseles como el Sistema de [ Doble Cortina de Ginebra (GDC)].

Espaciamiento entre las Plantas de Vid

Es espaciamiento entre plantas de vid en la misma hilera varía entre 3 y 12 pies, siendo el más común entre 6 y 8 pies. La distancia entre las plantas en la hilera se determinara en base al vigor potencial del suelo, el clima en la región en donde se estableció el viñedo, y la combinación entre la variedad y los patrones utilizados. Por ejemplo, se usa una distancia de 8 a 10 pies entre vides cuando el viñedo está establecido en suelos profundos, bien drenados, fértiles o con sistemas de irrigación. Se usa una distancia de 6 pies entre plantas de vid menos vigorosas, como las que se establecen en suelos poco profundos. Entre más cerca estén plantadas las vides (4 pies), el número de plantas por hectáreas se incrementará en los primeros años de producción. Sin embargo, esta aceleración en el retorno del capital puede ser opacada por los altos costos en los materiales y la mano de obra. Un viñedo cuya distancia entre plantas es pequeña también complica el manejo del dosel (canopy). Un viñedo cuya distancia entre plantas es grande (más de 10 pies) puede resultar en un pobre llenado de los enrejados. Por lo tanto, un espaciamiento entre plantas de 6 a 10 pies es recomendable generalmente cuando se utilizan sistemas de enrejado conocidos como “doseles o canopies no divididas” (Por ejemplo, VSP, cordón alto (HC), etc.)

Cabeceras y Pasillos

Debe dejarse suficiente espacio al final de las hileras para el equipo pueda dar la vuelta y regresar. Los tractores que frecuentemente se usan en los viñedos requieren de un mínimo de 30 pies para dar la vuelta. Las hileras largas como las de 500 pies deben ser divididas con un callejón transversal para facilitar el movimiento de la maquinaria y el personal.

Sitios Recomendados

Guía para el Productor de Vides en Carolina del Norte, Universidad Estatal de Carolina del Norte (North Carolina Winegrape Grower's Guide, North Carolina State University)

Establecimiento del Viñedo Universidad Estatal de Iowa (Vineyard Establishment, Iowa State University)

Diseñando tu Propia Viñedo, Universidad Estatal de Kentucky (Design Your Own Vineyard, Kentucky State University)

Diseño del Viñedo, Universidad de Kentucky (Vineyard Design, University of Kentucky)

Revisado por William Shoemaker, Universidad de Illinois y Sara Spayd, Universidad Estatal de Carolina del Norte
Traducido por Maria G. Fabregas-Janeiro, Universidad Estatal de Oklahoma

Connect with us

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

Welcome

This is where you can find research-based information from America's land-grant universities enabled by eXtension.org

LOCATE

USDA / NIFA

This work is supported by the USDA National Institute of Food and Agriculture, New Technologies for Ag Extension project.